lo que significan los hijos para los padres, imágenes de familia, reflexiones de mama
Lo que significan los hijos para los Padres según Dios.


El Salmo 127 nos da cuatro simbolismos de lo que son los hijos para Dios y para los padres.

Para los padres y madres los hijos son HERENCIA DE DIOS.
Les ha sido dada la hermosa responsabilidad de administrar tan especial  herencia del Creador, Dios. Son un tesoro muy valioso que nos fue dado para administrar, los hijos pertenecen a Dios y los padres cuidan esta herencia, de tal manera que cada hijo reciba el mejor crecimiento dentro de un hogar que le ame, le proteja y le de una educación adecuada.

Para los padres y madres los hijos son FRUTO DEL VIENTRE.
No sólo son valiosos también son delicados frutos. Un jardinero trabajará en su campo para sembrar una buena semilla, cultivará con cuidado la planta hasta obtener un fresco fruto, con todas las propiedades y vitaminas que él ha querido.  

Los hijos vienen al mundo para ser bendecidos por una mamá y un papá que se dedique a darles una buena nutrición, a cuidar esa plantita que ahora está pequeña pero crecerá y dará frutos.  Puede que los frutos no sean como esperamos a pesar de haberles cultivado bien pero eso escapa a la responsabilidad del padre.

Para los padres y madres los hijos son FLECHAS que se lanzarán y ya no se podrán tomar nuevamente, los padres preparan al hijo con dirección, con un tratamiento para que la flecha vaya por donde se quiere que sea dirigida, instruyendo al niño desde pequeño por el camino del bien para que nunca se aparte de él. 

Esta flecha debe tener el peso adecuado para llegar a su buen destino.  No es saludable poner cargas en los niños o hijos que son responsabilidad de los padres para que no se desvíe el curso de la flecha.  

Esta flecha que es el hijo o la hija debe tener el tamaño adecuado y la terminación suficiente como para que esté lista para ser direccionada fuera del hogar. 

Para los padres y las madres los hijos son RECOMPENSA DE GRAN ESTIMA, han venido al mundo para ser amados, abrazados, corregidos en amor, ayudándolos a crecer y siendo pacientes con ellos en su crecimiento. 

Los hijos son cosa de estima pero aún así es necesario enseñarles que la autoridad en el hogar la llevan los padres, el control también.  Es necesario educar a los hijos para que aprendan a amar a Dios, a sus padres, a sus hermanos y a los demás, manteniendo el respeto y la honra por las personas, ya sean grandes o pequeñas.

Si tienes hijos tienes piedras preciosas en tus manos, las tallarás para que brillen y se vea todo su valor, tienes cosas muy estimadas, tienes frutos para ser cultivados, son una herencia delicada de Dios y son flechas que lanzarás con éxito hacia su destino que has trazado con dedicación y ejemplo.   Por Mery Bracho

Basado en el Salmo 127. Reflexiones para Mamá y su familia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada