Mi hijo es rebelde, que hago, no soporto a mi hija, es muy rebelde, no aguanto a mi hijo, consejos para disciplinar hijos, errores de padres con hijos rebeldes, Mery Bracho, imágenes de familia, mama y familia en amor.

Los hijos son una bendición de Dios pero a veces algunos son tan rebeldes que nos cuesta entender por qué son tan difíciles de tratar.  

Desde muy pequeña mi segunda hija era muy activa, a los 3 años era difícil de manejar. Era tan difícil que yo buscaba orientación en libros y recuerdo que cuando tenía unos 5 años ella notó que yo había comprado un libro para aprender a disciplinar, se me acercó con el libro en la mano y me preguntó, Mami, ¿qué dice aquí?” refiriéndose al título, le dije, luego a los pocos días el libro desapareció, lo escondió y así estuvo por un tiempo y me preguntaba dónde lo había guardado yo, no me imaginé que era ella .

Conocí a un niño de 2 años, se tiraba al piso si no le daban algo, gritaba cada vez que le llamaban la atención e incluso, levantaba la mano para pegarle a su mamá, y de hecho lo hacía.  Frente a todo esto, el niño dominaba el mundo de los adultos que estaban con él, todos a sus pies, dándole lo que quería.

Ese tiempo de 2 años, es el momento justo para enseñar al niño con amor pero con disciplina y hablando con él.  Pero hablar no es suficiente, habrá que aplicar alguna consecuencia de acuerdo a la falta, ponerlo en un lugar de castigo por unos minutos, no darle su juguete preferido, quitarle dulces o privilegios, etc.  

Errores que se cometen con un niño rebelde.

1. Reírse de las cosas que está haciendo mal.  Esta conducta de los demás refuerza la mala actuación del niño y lo puede seguir haciendo para llamar la atención.

2. No disciplinarlo siempre que comete la falta, no es necesariamente pegarle pero que sencillamente se deja pasar esa falta, no hay consistencia en los padres, a veces lo hacen y otras están cansados y lo dejan así.

3. Permitir que suba la voz, o grite.  Cuando les comentaba del niño de 2 años, él ni siquiera sabía hablar pero con el grito ya expresaba su rebeldía.  No dejes que el niño te grite o arme un escándalo llorando para llamar la atención.

4.  No amarlo luego del tiempo de disciplina.  Un niño necesita sentir que no importa lo que pase sus padres lo amarán incondicionalmente, después de un rato se debe aceptar al niño que viene a llorar en tu regazo, o a abrazarte, y hablar con él calmadamente acerca de lo que no estuvo bien.

5.  No hablar con ellos acerca de las normas de la casa antes de que ocurran los episodios de rabietas.  Con mi hija hablé mucho acerca de las consecuencias que tendría si actuaba mal, bien fuera en casa o fuera de casa.  Aún así no fue fácil.  

6. Rendirse ante la rebeldía del niño.  Dios te da fortaleza si no te rindes, los niños te lo agradecerán cuando sean grandes, tal vez no ahora, la Biblia dice: “Instruye al niño en su camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de Él.”  Salmo 22:6

Hoy mi hija que era rebelde ya no lo es, es adolescente y gracias a Dios es una buena jovencita, pero desde antes del año hasta los 8 años fue difícil, de voluntad firme.

7. Decir que porque su padre no está el niño es así.  Si eres una madre soltera o si el padre  está trabajando todo el día y estás sola en la disciplina debes hacerlo sola, tú puedes, yo lo hice, y aún lo hago, Sí se puede.  No necesitas un hombre necesariamente para ejercer disciplina,  Cuando tienes que criar a tus hijos sola Dios te dará la capacidad para ser tenaz, firme, consistente y amorosa. 
Por Mery Bracho.
--------
Mi hijo es rebelde, que hago, no soporto a mi hija, es muy rebelde, no aguanto a mi hijo, consejos para disciplinar hijos, errores de padres con hijos rebeldes, Mery Bracho, imágenes de familia, mama y familia en amor.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada