Mientras crecen nuestros hijos escucharán de nuestros labios frases, toma en cuenta estas 5 frases que son importantes para su propia felicidad.  No esperes a que sean adultos para empezar a decírselas, a través de lo que hagas con ellos les estarás enseñando su significado.  Tu hijo es un vencedor en formación.



Te amo tanto que no te daré todo lo que quieres pero te enseñaré para que seas capaz de conseguirlo por tí mismo.
Hay gran satisfacción en lograr las cosas por uno mismo, además se valora el esfuerzo, el sacrificio, el tiempo invertido, se crece en el proceso y se cuida lo obtenido.  Enseña a tu hijo que a medida que va creciendo puede superar retos y alcanzar metas bien sea de ahorrar para comprar algo, de aprender un nuevo oficio o idioma,  desarrollar una habilidad.




Tu felicidad no depende de que otro te haga feliz sino de que decidas ser feliz aún si estás solo con Dios.
El gran error de muchos al casarse es que la pareja los haga felices, o de la madre al tener un bebé es que este hijo lo hará feliz.  Sólo Dios puede llenar vacíos y dar felicidad, no depende de otras personas.




El mundo está lleno de oportunidades, consíguelas, aprovéchalas y si crees que no existe ninguna, créala.
Desde que el bebé aprende a manipular cosas, crea oportunidades para que resuelva problemas, cómprale rompecabezas sencillos, cosas para encajar, para clasificar, cosas para tirar, para derrumbar, para construir.  Así desde pequeños le enseñamos que hay maneras de resolver problemas, que también se puede construir y lograr cosas, que hay alguna oportunidad en este mundo para tu hijo o hija y que él o ella la puede aprovechar al máximo.  


Si sólo esperas las grandes celebraciones para ser feliz te perderás de los pequeños detalles que dan momentos llenos de felicidad.
Enseña a tu hijo a ser feliz desde que se levanta haciendo cosas sencillas, y no le hagas ver que cuando venga su cumpleaños será feliz en la fiesta, o cuando vayan de viaje, o cuando vayan a comer helados.  El simple compartir con él un momento de juego es motivo de felicidad, el disfrutar juntos una comida en casa.  


Nadie debe resolver tus problemas, crecerás y madurarás si los resuelves con tu propio esfuerzo.
Si el niño se cae y no es algo grave déjalo que se levante solo.  Déjalo llorar y sentir el dolor de una herida pero quedarse allí esperando que tú lo levantes.  No le resuelvas todo a tus hijos, déjales la habitación para que la arreglen ellos, si se les olvidó algo en casa al ir a la escuela, no se los busques.  Deberán aprender a valorar el tiempo de los demás, a resolver las cosas y a defenderse.  
Por Mery Bracho

Bonitas frases para los hijos, de enseñanza y crecimiento emocional que un papá o mamá puede usar. Salud emocional en los niños y jóvenes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada