Qué puedo hacer con mi pequeña hija rebelde y que no me obedece.

Reflexión sobre una pequeña hija rebelde y desobediente, cómo controlar a tu niña que no te obedece.  Reflexiones para mamá o papá en la disciplina de los hijos por Mery Bracho.

Qué puedo hacer con mi pequeña hija rebelde y que no me obedece.


     Los niños desde muy pequeños quieren todo el poder y van a poner a prueba tu rol de mamá.  Sin embargo, a los niños les dará mucha seguridad el saber que pueden estar confiados si sus padres son firmes aún bajo dificultades.  


¿Qué puedes hacer con tu pequeña hija rebelde y desobediente?
  1. Enséñale el respeto por la autoridad aunque esté muy pequeña, desde sus primeros años, antes de ir al preescolar.  Sé una líder firme pero amorosa. ¿Cómo puedo hacerlo?  

a. Aprovecha cada oportunidad que tengan para tener un ambiente que sea agradable en el hogar, donde tu hija se sienta aceptada y además tenga espacio para la diversión.


b. Como autoridad en tu hogar, estás a cargo de la situación y eres la que mandas, no tu hija.


c. No actúes con ira hacia tu hija, evita la severidad y la aspereza.


d. Las críticas, los gritos y las amenazas no funcionan. Si actúas así estarás creando resentimiento en tu hija que explotará en una futura adolescencia rebelde.


Reflexión sobre una pequeña hija rebelde y desobediente, cómo controlar a tu niña que no te obedece.  Reflexiones para mamá o papá en la disciplina de los hijos por Mery Bracho.



2. Ponle los límites a tu hija antes de pedir que los cumpla.  Dile cuál es el comportamiento aceptable y cuál no vas a aceptar, que ella sepa que si actúa como no debe hacerlo tendrá una consecuencia negativa.  


3. Interpreta la acción de tu hija, si es un desafío intencional o es una irresponsabilidad infantil.  
Si deja caer el vaso, se tropieza y hace algún daño, si desordena o ensucia cosas probablemente sea producto de su torpeza como niña, lo que llamamos irresponsabilidad infantil y no tiene consecuencias a largo plazo.  


Pero si ella te grita desafiante: ¡Cállate!, ¡No lo quiero hacer! o hace su pataleta en el supermercado, está demostrando arrogancia y determinación en desobedecer.  No pases por alto estas cosas, hay que corregirlas.


4. Tranquiliza tu hija,  enséñala luego del tiempo de conflicto.  


Si es pequeña querrá que la abracen y probablemente esté llorando. Abrázala y dile que la amas. Explícale por qué la corregiste y cómo se puede evitar el conflicto la próxima vez.


5. No le exijas a la niña cosas imposibles como que no moje la cama, o saque sólo las máximas calificaciones en la escuela.  


6. Ama a tu hija, perdónala y cada día pide sabiduría y paciencia a Dios para no exasperarla sino criarla como Dios quiere.


7. Ora por tu hija a solas, pide sabiduría, paciencia y creatividad para tratarla.


Luego de un conflicto que la niña  se ha calmado tal vez quieras orar con ella, no regañando en la oración sino pidiendo a Dios que les ayude a entenderse bien y reconociendo que todos cometemos errores, pidiendo perdón a Dios y que le dé alegría de vivir.




En mi experiencia familiar desde que mi hija menor tenía un poco más de 2 años demostró ser una niña de voluntad firme, desafiante y desobediente.


Con firmeza y constancia ella aprendió quien estaba en control y aunque a veces no se sujetaba.  


Eran como pequeñas batallas pero me funcionó el darle la atención que necesitaba la niña, pasar un tiempo haciendo cosas juntas, y cuando era necesario que ella supiera quién estaba en control, se lo hacía saber a través de mis acciones firmes y no dejando pasar la desobediencia.

Uno de los problemas que se presenta con el niño de voluntad firme es que prefiere que le peguen con tal de tener un poco de atención de su mamá o papá. Es decir, que si esa es la única manera de obtener la atención, aunque le sea dolorosa, la buscará.

Si tuve mis tiempos difíciles que me dolía ver que ella perdía privilegios por no obedecer o cosas así pero le enseñaron las lecciones.   Mery Bracho

Algunas ideas de esta publicación fueron del Libro Cómo criar a las hijas. Dr. Dobson.

Te invito a leer estos libros buenísimos, yo los leí también:

Reflexión sobre una pequeña hija rebelde y desobediente, cómo controlar a tu niña que no te obedece. Reflexiones para mamá o papá en la disciplina de los hijos por Mery Bracho.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bonitas Palabras de amor para mi querido hijo